jueves, 9 de enero de 2014

Meter la pata

En esta expresión española la “pata” no se configura como la hembra del pato, y tampoco como la pierna de los animales, pero esta extremidad de su cuerpo tiene relación con el origen y el sentido de la locución.

                        Esta foto está cogida de www.cuantarazon.com


En primer lugar, tenemos que decir que “meter la pata” significa cometer un error, fallar, aunque muchas veces sin la voluntad de hacerlo. Este matiz de significado deriva de la caída de un animal en la trampa colocada por un cazador en la cual había metido la pata. El episodio se consideró un gran fallo, y desde entonces este fallo ha sido atribuido también a los humanos.

Es otro tanto probable que la frase derive de una modificación del antiguo dicho “Mentar a pateta”, es decir nombrar al diablo. Según esta interpretación, cada vez que metemos la pata, tendríamos que enfadarnos con el diablo porque es su travesura.

Ponemos un ejemplo para clarificar el concepto:
Imaginamos que Javier reencuentra una vieja amiga que no veía desde muchos años, y le dice: felicidades, me doy cuenta de que estás embarazada, y ella desgraciadamente tiene sobrepeso y no consigue adelgazar. Es evidente que Javier ha metido la pata, porque no se había enterado de que su gordura procede de un problema que ella tiene con la comida.

En inglés la expresión equivalente es “put one's foot in it”, que mantiene el sentido figurado; en cambio, en italiano lo pierde. De hecho, se dice simplemente “fare una gaffe”.

miércoles, 8 de enero de 2014

Matar dos pájaros de un tiro

En su sentido figurado, se refiere precisamente a conseguir dos beneficios a través de una sola acción, minimizando los esfuerzos. Su origen se remonta a la imagen del hábil cazador que, con una única bala en el fusil, derriba a dos aves con un solo disparo.

Esta foto está cogida de www.rebeldesmarketingonline.com 

Para entender mejor el significado de la expresión podemos poner algunos ejemplos.
Supongamos que una señora tenga que ir al mercado para comprar un kilo de manzanas y diga: ya que me encuentro aquí, aprovecho para ir a visitar a mi hermana que vive enfrente del mercado. De esta manera, mato dos pájaros de un tiro.
Haciendo así, la señora alcanza dos objetivos, ahorrando tiempo.

Además, otro ejemplo puede ser: supongamos que Marie es alemana y se encuentra, por primera vez, en Madrid. Busca la dirección del hotel en el cual ha reservado una habitación. Va a la oficina de turismo porque necesita un mapa de la ciudad, y ya que está allí pregunta también por los principales monumentos que merecen la pena visitar. De esta manera, mata dos pájaros de un tiro.
Haciendo así, Marie obtiene dos resultados en el mínimo tiempo posible.

En español hay otras dos expresiones equivalentes, pero menos extendidas, que son: “Matar dos pájaros de una pedrada y “Matar dos moscas de un golpe”. Como podemos ver, se utiliza siempre la metáfora de la matanza de un animal para indicar la conquista de dos objetivos contemporáneamente.

También en otros idiomas encontramos expresiones que con palabras diferentes reflejan el mismo significado: en inglés se dice “to kill two birds with one stone”; en cambio, en italiano se dice “prendere due piccioni con una fava”.

Ambas tienen como protagonista un pájaro, lo que cambia es el objeto mencionado, que en el primer caso es una piedra y en el segundo un haba. Además, el italiano quita la acción del “matar” y prefiere utilizar un simple “coger”.

martes, 7 de enero de 2014

El patrimonio verde de Madrid

Madrid es una ciudad que guarda en su interior un patrimonio verde de inestimable valor. Una ciudad que posee una cantidad inmensa de árboles que la enriquecen y le dan un aspecto más rural, insertándola en un marco bucólico, lejos del estilo de vida frenético que se desarrolla por las calles principales. En suma, una ciudad sumergida en la naturaleza.

Madrid se precia de un gran número de parques y jardines en los cuales es posible descansar y dar un paseo, encontrando paz y tranquilidad. Entre los más importantes recordamos:

Parque del Capricho


Se encuentra en un barrio de Barajas, Alameda de Osuna, y toma el nombre de los caprichos que hizo la Duquesa de Osuna pidiendo con insistencia un espacio para el recreo. La duquesa no llegó a ver la obra concluida porque murió 5 años antes del término de los trabajos.
En la actualidad, podemos disfrutar, de forma gratuita, de este rincón lleno de una rica vegetación, de las estatuas que engalanan sus paseos y de las historias que rodean a sus edificios.
(la foto está cogida de madridfree.com)

Jardines de El Buen Retiro


Se extienden por 118 hectáreas. Tienen su origen entre los años 1630 y 1640, cuando el Conde-Duque de Olivares (Don Gaspar de Guzmán y Pimentel), valido de Felipe IV (1621 - 1665), le regaló al rey unos terrenos para el recreo de la Corte en torno al Monasterio de los Jerónimos de Madrid. Durante la invasión francesa, en 1808, los jardines fueron parcialmente destruidos al ser utilizados como fortificación por las tropas de Napoleón. Tras la Guerra de la Independencia, Fernando VII inició su reconstrucción y abrió una parte del jardín al pueblo.
El Parque ofrece recorridos para hacer deporte, bancos para sentarse y gozar del aire libre y monumentos de gran valor, como por ejemplo la estatua del ángel caído, la única en el mundo que representa Lucifer, el Palacio de Velázquez que acoge una exposición dedicada a Antoni Miralda, la rosaleda, etc.

Campo del Moro

Se erige a espaldas del Palacio Real. Según la tradición en este lugar acamparon en 1109 las tropas de Alí ben Yusuf, rey de los almorávides que cercaban Madrid obligando a los ciudadanos a refugiarse tras la muralla.
La majestuosidad de sus árboles enmarca el edificio imponente acogiendo los visitantes en un atmósfera muy elegante.




Parque Europa:

Se encuentra en Torrejón de Ardoz y destaca por la reproducción de 17 monumentos europeos y un fragmento original del muro de Berlin. Ofrece muchas actividades que atraen a los niños entre las cuales tenemos el embarcadero, el tiro con arco, el laberinto láser, las bicicletas o la granja escuela.
(la foto está cogida de www.multiaventurapark.com)


Estos son solo algunos de los espacios verdes que revelan un cariz de Madrid mucho más romántico, porque permite apartarnos de los ruidos y los atascos que caracterizan el centro de la ciudad.






viernes, 3 de enero de 2014

La Cabalgata de los Reyes Magos

El 5 de Enero es el día de la Cabalgada de los Reyes Magos, la tradición más antigua de España. Consiste en un desfile de carrozas que acogen Melchor, Baltasar y Gaspar mientras arrojan caramelos y pelotas a los niños que les miran felices desde la calle.

Esta foto está cogida de www.elnuevodiario.com.ni

El tema de este año es la magia. Luego, los niños podrán disfrutar de espectáculos animados por hábiles ilusionistas y de actuaciones mágicas hechas por brujos hechiceros y extravagantes astrólogos. De esta manera, los críos entran en un mundo fantástico donde viven hadas y videntes y donde el sobrenatural se convierte en realidad a sus ojos.

Es un día que los niños esperan con mucha impaciencia, no solo porque se encantan a ver esta fiesta llena de colores y de alegría, sino porque no ven la hora de desenvolver los regalos que les han traído los Reyes Magos. Cuenta la tradición que los niños que no se han comportado bien el año pasado reciben carbón de caramelo.

En cuanto al evento, el recorrido empezará a las 18:30 horas en Nuevos Ministerios (en la esquina con la plaza de San Juan de la Cruz) y seguirá por la Plaza del Doctor Marañón, la Glorieta de Emilio Castelar, Plaza de Colón y Paseo de Recoletos. Terminará en la Plaza de Cibeles con espectáculos y fuegos artificiales.

Entre los principales atractivos de esta fiesta, encontraremos los belenes, en los cuales se representan los Reyes Magos en el momento de la adoración del niño Jesús. Otra protagonista será la música en un concierto que tendrá lugar el día 6 de enero en el Auditorio Nacional.


Con esta fiesta se cierra el periodo navideño y con la organización de todos los espectáculos Madrid ofrece a los niños la posibilidad de vivir en primera persona el relato bíblico de la llegada de los Reyes Magos y entender el significado de su ofrenda de oro, incienso y mirra. Por lo tanto, además de divertir a los niños, tiene también una función didáctica.