lunes, 11 de mayo de 2015

¡Mola mazo!

Llegados a España otra palabra que habréis escuchado es el verbo molar.

Desde el contexto se puede entender lo que significa pero como para mí era una palabra nueva al principio no sabía si yo me la estaba inventando o entendía bien su manera se decirla o escribirla. Un día la busqué en el diccionario pero en algunos todavía no aparece y sólo aparece el molar, o sea el diente. Al final dejé mi búsqueda y he seguido dándole el significado de gustar.

Buscando por Internet todas estas expresiones que escuchaba en la calle  y que traducía según el contexto de la palabra molar he descubierto que el sentido que yo le atribuía era correcto.

La palabra aparece en el diccionario de la RAE que la considera como una expresión coloquial, sobre todo entre los jóvenes, que tiene su origen en el habla de los gitanos españoles.

El verbo es sinónimo de gustar, resultar agradable y es muy informal.  Por eso no lo podemos utilizar en todos los casos. 

A veces se usa junto a otros términos como mola mazo o mola mogollón que se utilizan para referirnos a algo que nos gusta muchísimo. Los dos significan mucho.

No hay que confundir la palabra mazo de sentido coloquial con el objeto, martillo de madera.

La expresión mola mazo se hizo muy popular gracias a una canción “MOLA MAZO” de Camilo Sesto.

Mogollón tiene también un significado más extenso  y se usa para indicar una gran cantidad de algo o un lío (otra palabra que como sabéis ya tiene un montón de sentidos).

 Por ejemplo: un mogollón de gente que va a la playa con este calor o tengo un mogollón de trabajo para el próximo examen.